domingo, 30 de abril de 2017

¿Hitler pudo escapar?

Según la historia oficial que se nos ha venido explicando desde hace 72 años, Adolf Hitler se suicidó junto con su esposa Eva Braun en su búnker de Berlín el 30 de abril de 1945, apenas diez días después de su 56º cumpleaños. Al menos eso es lo que todos los libros de historia, películas, documentales, etc., han venido repitiendo durante estas siete décadas. Pero, ¿y si os dijera que la historia pudo no ser como se nos ha venido explicando todos estos años? ¿Qué me diríais si os dijera que Hitler pudo escapar de Alemania y refugiarse en Suramérica vía España? Ya desde el mismo final de la guerra, el mismo Joseph Stalin admitió a los líderes norteamericano y británico, Harry Truman y Winston Churchill que no habían encontrado el cadáver del jerarca nazi.

Es posible que a estas alturas, algunos os remitáis a la famosa fotografía de Hitler con un disparo en la cabeza, la cual se publicitó como la prueba definitiva de su suicidio. Pero, para bien o para mal, este personaje no es más que uno de los varios dobles que Hitler utilizó a lo largo de los años. Además, los cadáveres de Hitler y Braun fueron quemados en un patio de la cancillería, por lo que se haria difícil creer en la veracidad de esta fotografía.

Aparte, es bien sabido que Suramérica fue, durante años, un buen escondite para los nazis. No es ningún secreto que Argentina acogió con los brazos abiertos a no pocos jerarcas alemanes. Sin ir más lejos, el que fuera principal responsable de la llamada Solución final contra los judíos, Adolf Eichman, vivió durante años en aquel país, donde fue capturado en 1961 por los servicios secretos israelíes. En Europa, tampoco es ningún secreto que el dictador Francisco Franco simpatizaba con los nazis, ofreciéndoles cierta ayuda, como la venta de cierto mineral vital para el armamento.

En fin, ¿vosotros qué pensáis? ¿Creéis que escapó?




Viajeros del futuro

Desde la masificación de internet, las historias de viajeros en el tiempo han ido aumentando. La historia más famosa es la de John Titor, nombre que se hizo famoso a principios de este siglo cuando, en unos foros, alguien comenzó a dejar unos mensajes diciendo que era un soldado del año 2036 que había viajado en el tiempo hasta el año 1975 para recuperar un viejo ordenador (exactamente un IBM 5100) para poder solucionar un problema informático. En diferentes foros fue dejando mensajes con información de diferentes hechos que, supuestamente, iban a suceder en las décadas posteriores. Una de ellas era que los Juegos Olimpicos del año 2004 iban a ser los últimos de la historia. Sobra decir que aquí falló estrepitosamente. También dijo que en el año 2015 comenzaría una guerra nuclear en la que China y la Unión Europea serían destruidas.

Pero, aunque ha sido el caso más famoso, no ha sido el único. A lo largo de estos últimos años han surgido diferentes informaciones sobre personas procedentes de los siglos venideros, los cuales hablan de guerras nucleares en las cuales deberíamos estar inmersos en la actualidad, pero que, afortunadamente, no se han cumplido. Otro caso famoso es el de un broker cazado por las autoridades del mercado de valores de Estados Unidos, el cual levantó sospechas por el hecho de haber hecho inversiones en fondos de alto riesgo y con un capital de apenas 800 dólares ganó varios millones. Cuando le interrogaron, dijo que era un viajero en el tiempo que, sabiendo los movimientos de la bolsa, no pudo evitar la tentación de ganar algún dinero.
En cualquier caso, pasado un tiempo, estos personajes se silencian y no se vuelve a saber de ellos. Pero, pese a todo, hay no poca gente que cree que estos personajes existieron realmente. ¿Qué nos lleva a creer en estas historias y darlas por ciertas? ¿Qué otras historias habéis escuchado vosotros sobre viajeros en el tiempo? Os espero en los comentarios.




Nuestra luna no es tal

Viene acompañándonos desde hace millones de años, pero tiene muchos misterios. Uno de ellos es su creación. Según la teoría más extendida, hace ya varios millones de años, cuando nuestro planeta estaba en plena formación, algo choco contra él y, de los restos, uno de ellos fue el que acabó formando nuestro satélite, pero hay un problema, y es que, según algunas investigaciones, la Luna es más vieja que nuestro planeta. Por otro lado, está el tema de las proporciones, y es que nuestro satélite es, según algunos científicos, más grande de lo que debería ser, ya que todos los satélites de los demás planetas de nuestro Sistema Solar no representan más de un tanto por ciento del "planeta madre", por decirlo así, mientras que nuestra luna tiene un diámetro equivalente a una cuarta parte de nuestro planeta. Pero también hay otro tema, como es el de unas vibraciones que han podido comprobarse y que han durado muchísimo rato. Por último, está el hecho de que el movimiento que hace alrededor de nuestro planeta es perfectamente circular, cosa que es muy raro. Si hacemos caso a otra de las teorías, la cual dice que podría ser un cuerpo proveniente del espacio profundo que quedó atrapado por la gravedad de la Tierra, su movimiento debería ser elíptico, y no circular.

Todo esto ha llevado a que no pocos investigadores lleguen a una conclusión un tanto radical: la Luna no es la Luna. Vamos, que no es un ente natural. Hay quienes se aventuran a decir que, en realidad, es una nave extraterrestre colocada aquí hace a saber cuánto tiempo. ¿La razón? Pues podría ser que fuese colocado para vigilarnos y/o tenerlos controlados. Obviamente, los hay (seguramente algunos de los que leáis esto también lo seáis) quien piense que todo esto es una locura y que no hay por dónde cogerlo. Reconozco que yo he visto algunos de estos vídeos y he llegado a pensar lo mismo, pero por otro lado, pues al menos en mi caso, como seguidor de esta serie de cosas, pues me cuesta no hacerles demasiado caso. Como una persona no científica, pues tampoco soy la persona más adecuada para refutar lo que estas personas dicen, pero tampoco lo soy para afirmar lo contrario. En fin, os dejo un par de vídeos y a ver qué os parece.




sábado, 29 de abril de 2017

El jefe

Aunque estos últimos años no veo mucho la tele, tengo que reconocer que, a lo largo de este tiempo, me he sentido atraídos por determinados programas. Uno de ellos es, sin duda alguna, "El jefe", cuya trama es bastante sencilla: El jefe de una importante empresa se hace pasar por un empleado más para comprobar como trabajan sus empleados. Por esta serie han pasado empresas de los más variopintas: Desde recogida de basuras a grandes cadenas restaurantes, pasando por gimnasios o empresas de ocio. Durante los mismos, este jefe tiene que inventarse una excusa para la presencia de las cámaras: Una puede ser que está inmerso en un proceso de selección, aunque la verdad es que me gustaría saber en qué proceso de selección uno va acompañado por una (o varias) cámara(s), pero bueno, quizás en Estados Unidos la cosa es bien diferente. En cuanto al jefe, pues se las tiene que ver algunos de los trabajos más chungos de la empresa. Lo curioso del asunto es que, en general, la persona que se encarga de enseñarle es una persona buenísima, pero con unos problemones personales que pá qué te voy a contar. Que si es madre / padre soltera/o, que si quiere enviar a sus hijos a la universidad, pero no tiene el dinero suficiente, que si vive en un cuchitril y quiere vivir en un lugar mejor...


Mujer al volante en el NODO

Todos hemos oído o leído alguna vez aquella frase que reza "mujer al volante, peligro constante". Según algunas estadísticas, las mujeres tienen menos accidentes al volante que los hombres, lo cual no ha conseguido que muchos se quiten la idea de la cabeza de que las mujeres mejor que no cojan un volante y se limiten a hacer de copilotos (y gracias). Pero esta idea viene ya de lejos. Ya en la España franquista se daba cierta idea de que las mujeres casi mejor que el coche se lo dejaran a los hombres, ya que, por un lado, era un esfuerzo que requería demasiada atención por su parte, además de que, siempre según el reportaje que se emitió hace ya algunas décadas, su manera de conducir no era la mejor precisamente, ya que en demasiadas ocasiones estaban más preocupadas en sus labores que en la labor de estar pendientes del tráfico.

Afortunadamente, la sociedad ha ido avanzando, pese a lo cual todavía nos encontramos con alguna que otra muestra de machismo. Por fortuna, ya no nos encontramos, al menos en la mayoría de las ocasiones, vídeos como el que he encontrado en Youtube, y que expongo a continuación, en el que se habla de la poca capacidad que tenían las mujeres (o al menos algunas de ellas) para conducir. La verdad, me pregunto qué pasaría si emitieran este reportaje en nuestros días.


viernes, 28 de abril de 2017

Teorías de la conspiración

Una conspiración es definida como el acuerdo entre dos o más personas en contra de otras personas. A lo largo de la historia han habido muchísimas. Estoy seguro que incluso alguna de las personas que ahora están leyendo estas líneas han conspirado contra otros. Obviamente, con esto no quiero insinuar que cualquiera de vosotros hayáis querido matar a alguien ni nada parecido, pero seguro que alguno que otro, en alguna ocasión, ha acordado con alguien más (vuestras parejas, un/a hermano/a, un amigo...) hacerle algo a alguien que quizás no os caía bien. Lo malo es cuando estos hechos llegan a unos niveles muy altos.

Seguro que todos vosotros habréis escuchado o leído acerca de la conspiración de la Luna. Según algunas encuestas que se han ido haciendo estos últimos años, solamente en los Estados Unidos hay no pocos millones de personas que no se creen que el hombre haya pisado la Luna. En estos casos se va desde que solamente el Apollo 11 no llegó, pero el resto de misiones Apollo sí hasta aquellos que piensan que todo aquel programa fue un gigantesco fraude y ninguna de las naves llegó a nuestro satélite, haciéndose todo desde la Tierra. En este caso, lo único que se hizo fue lanzar las naves, pero las imágenes que todos hemos visto de los astronautas paseando por la superficie lunar se hizo en un plató de televisión. Hay quien defiende que el alunizaje del Apollo 11 fue una escenificación dirigida nada menos que por el fallecido director Stanley Kubrick.

Otra famosa conspiración es la del asesinato de John F. Kennedy, la cual muchos la han calificado como la madre de todas las conspiraciones, en la cual están involucrados el ejército, la industria armamentística (pensad que entonces Estados Unidos comenzaba a estar inmerso en Vietnam) e incluso el propio gobierno norteamericano. Y para seguir en Estados Unidos, pues podemos hablar del ataque japonés a la base norteamericana de Pearl Harbour o, ya en tiempos más modernos, los ataques terroristas del 11S en Nueva York y Washington.

Pero muchas personas se niegan a ver determinadas cosas. Para ellos, que científicos expertos en una determinada enfermedad para la cual están trabajando en una cura mueran en períodos muy breves de tiempo (o incluso varios a la vez, que ha pasado), es solamente una serie de macabras coincidencias. Que alguien que anuncia que tiene una información muy sensible muera "suicidado" a los pocos días es achacado a problemas psicológicos del individuo. Me gustaría, en este último caso, que alguien me explicara cómo puede ser que haya "suicidios" en las que la persona en cuestión se ha pegado dos tiros en la cabeza.

Para estas personas, es inconcebible que varias personas se pongan en contra de otras. No entienden que un gobierno actúe en contra de sus propios ciudadanos en un momento dado. Creen que éstos actúan siempre a favor de aquellos que los han votado. Obviamente, creen que la versión oficial es la única versión posible, así como que todos los medios de comunicación cuentan siempre la verdad. Se alarmaría y pensaría que aquellos que piensan que hay algo más en determinados hechos les falta un tornillo.


¿Pide y se te dará?

Una de las muchas cosas que se nos enseña desde jóvenes es aquello de "pide y se te dará". Mensaje que se nos va quedando grabado en lo más profundo de nuestra mente y hace que el llamado pensamiento positivo invada a todo el mundo. Por fortuna para ellos, de esto hay mucho en los libros de auto-ayuda, los cuales tienen incluso una sección propia en todas las librerías. Lo malo es que esto hace que de tanto pensamiento positivo, a uno le entren ganas de mandar todo a tomar viento, porque hay gente que se cree a pies juntillas todo lo que lee y escucha, y cuanto uno tiene un problema te viene con cualquier tontería leída en cualquiera de estos libros, gracias a los cuales sus autores han ganado una buena cantidad de dinero, con lo cual es muy fácil dar consejos, y es que cuando tienes la cuenta corriente bien surtida, pues como que es muy fácil aconsejar y decirle a todo el mundo que ha de pensar en positivo, lo cual no siempre funciona. Y es que ¿cuánta gente que hace pensamiento positivo acaba consiguiendo lo que realmente quiere?

Y muchos os preguntaréis: ¿A qué narices viene todo este rollo? Pues muy sencillo. Hará como una semana leí una noticia en la que decía que una niña que había nacido sin manos había ganado un concurso de caligrafía gracias a unas prótesis. El resumen de la noticia vendía a ser algo así como que "nada es imposible". Pues lo siento, pero sí que hay cosas imposibles y cada cual tiene las suyas propias. En mi caso, pues creo bastante poco probable que me ponga a entrenar y supere a gente como Usain Bolt en una carrera o que cumpla las condiciones básicas para ser astronauta. Y es que, qué queréis que os diga, esto del pensamiento positivo me parece muy bien (mejor pensar en positivo que no pensar que la cascarás esta noche mientras duermes), pero también hay que ser mínimamente realista. La verdad, no me veo comenzando a estudiar físicas o medicina y ganando el premio Nobel o dirigiendo algún importante hospital por mucho que quisiera.

En definitiva, que si bien está bien que todos pensemos en cosas positivas, al mismo tiempo hemos de ser conscientes del hecho de que, por mucho que queramos o deseemos una determinada cosa, de igual manera que existe la posibilidad de que nos ocurran cosas positivas, también hay la posibilidad de que nos ocurran cosas negativas.


¡Tetas, tetas, tetas!

Hace años, cuando no existía internet, al menos de la manera tan masificada en cómo lo conocemos hoy en día, si uno quería ver mujeres desnudas solamente le quedaban dos opciones: O ir al apartado especial que había al fondo del videoclub, que es donde estaban las pelis porno, o bien comprar la(s) revista(s) de rigor. Pero no todos teníamos la valentía de hacer ambas cosas. Pero hoy, gracias a la generalización de la red de redes, cualquiera podría pasarse días enteros viendo vídeos de las más variadas temáticas. Pero no solamente tenemos vídeos. Los exhibicionistas de turno también han encontrado un filón para mostrarse al mundo tal y como llegaron a él. Durante estos últimos años, uno de los máximos exponentes, por no decir el máximo exponente, del exhibicionismo cibernético es Miley Cyrus. La que fuera chica disney mudialmente famosa gracias a su papel de Hannah Montana, en la que actuaba junto a su padre, el que fuera cantante (ignoro si lo seguirá siendo, y la verdad es que tampoco me importa demasiado), Billy Ray Cyrus.
La verdad es que no hace falta esforzarse mucho para encontrar fotos de la muchacha enseñando sus pechugas. Cualquiera de los que leáis esto puede coger cualquier buscador, poner su nombre y el buscador obrará su magia en cuestión de décimas de segundo. Al menos a mí, eso tengo que reconocerlo, al principio me hacía cierta gracia, pero con el paso del tiempo pasó lo que tiene que pasar: que la saturación hizo acto de presencia. Y fue a partir de ese momento en el que uno se aburre, al igual que siempre se aburre de cenar cada noche lo mismo. Y es que, vamos a ver, Miley, ¿es necesario enseñar a todo el mundo aquello que ya sabe y que tiene cualquier mujer por defecto? O sea, que ¡¡¡tienes tetas!!! Ya lo sabemos. Aunque no te las hubiésemos visto, tampoco hace falta haber estudiado anatomía durante años para imaginarse que debajo de esa ropa tienes un par de bultos más o menos generosos.
Pero, para bien o para mal, hay gente que quiere demostrar a toda costa que tras las varias capas de ropa tiene un cuerpo. A nivel nacional tenemos a Cristina Pedroche, la cual no llega al nivel de la norteamericana, pero que, igualmente, a uno también le satura un pelín (por no decir bastante). Cada vez que puede, nos cuela lo enamoradísima que está de su marido, aunque tampoco es difícil encontrar imágenes suyas por internet un tanto ligera de ropa. Por fortuna (o por desgracia, según se mira), en este sentido, la madrileña es más recatada que la americana, y, por lo visto, es seguidora de aquel lema que reza que "es mejor insinuar que enseñar", y no suele enseñar más de lo estrictamente necesario.
En fin, por fortuna, mi época de adolescente pajillero (con perdón para las personas sensibles) pasó a mejor vida hace ya bastantes años, y aunque me siguen gustando las mujeres y no negaré que no me disgusta ver una moza que esté de buen ver tal y como vino al mundo, pues qué queréis que os diga, me gusta con moderación. Y es que es lo que tiene la edad, que hace que te tomes las cosas con más calma.

miércoles, 26 de abril de 2017

Aquellos maravillosos años

Todos tenemos nuestros recuerdos de infancia. Habiendo crecido durante los años 80, no puedo evitar recordar cosas que para las personas nacidas a lo largo de los últimos veinte años parecerían antiguallas del siglo XIX, pero que marcaron a toda una generación de alguna u otra forma. Los que crecimos en aquella época recordamos cómo únicamente había una televisión a nivel nacional (más allá, solamente habían las autonómicas), y tenías que conformarte con ello. Muchos esperábamos con ansias nuestro programa favorito, pudiendo estar hasta las tantas viéndolo. En cuanto a los juguetes y demás artículos de ocio, aunque ya habían algunos aparatos electrónicos, no todo se basaba en éstos.

¿Vosotros tenéis algún recuerdo especial de aquella época?





domingo, 23 de abril de 2017

La leyenda de San Jorge

Si bien muchos conocen la festividad de San Jorge y la tradición entre las parejas de regalarse una rosa para ellas y un libro para él, no muchos conocen su historia. La historia transcurre en la segunda mitad del siglo III después de Cristo en Capadocia en tiempos del Imperio Romano. Tras perder a su padre, viajará con su madre al pueblo de Lydda o Diospolis, donde nació su madre. Con el tiempo le colocaron como guardia personal del emperador Diocleciano.

Siendo un joven oficial en tierras de Libia, estuvo en la ciudad de Silca o Silene, donde acudían a veces dragones. Cuanta la leyenda que un dragón estuvo atacando esta población durante un periodo de tempo. Un buen día, según cuenta la leyenda, el dragón exigió que se entregaran a la bella hija del Rey de Silene. El monarca horrorizado ofreció al dragón todas las bellas pertenencias que tenía a cambio de la vida de su hija. El pueblo se indignó de aquellas palabras y exigió al rey que entregara a su hija, ya que ellos habían perdido a sus hijos y seres queridos durante los ataques del dragón al a población, pero el rey no quería aquella muerte horrible para su hija. Para apaciguar los deseos del pueblo, el monarca aceptó entregarle a su hija.

En ese momento, San Jorge llegaba a la ciudad y se encontró a la bella joven, a la cual le preguntó qué ocurría, ya que estaba llorando desconsolada. Ella le contestó a sus preguntas y San Jorge le ofreció su ayuda y protección. Justo en ese momento, el dragón llegó. Rápidamente, SAn Jorge montó sobre su caballo, sacó su espada y con mucho valor le enfrentó. Mientras combatía, se encomendó a Dios ofreciéndole aquella bestia del mal a cambio de la victoria. En su armadura, el símbolo de la cruz en blanco lucía sobre su pecho y mientras seguían combatiendo, San Jorge seguía abogándose al todopoderoso.

Una vez que pudo controlar al animal, San Jorge pidió a la princesa que atara al cuello del dragón su cinturón y así lo hizo la joven. La gente del pueblo que siguieron el combate desde las murallas salieron al ver muerto al dragón, aunque en realidad estaba viva, pero adormecida a causa del impacto del caballero cristiano con su espada. Una vez en la población, San Jorge dijo:

"El monstruo está dormido. No despertará, pero Dios quiere que le honréis recibiendo el sacramento del bautismo. Dejad vuestras creencias y entregados al dios de los cristianos y a cambio yo mataré al dragón con mi espada".
Enseguida que el dragón parecía que iba despertando, la gente se horrorizó y se dejaron bautizar por el santo. En cuanto el dragón despertó, San Jorge montó en su caballo y con su espada atravesó al dragón, cayendo éste desplomado al suelo. Su sangre se escampó por todo y, de rodillas, San Jorge entregó a Dios su victoria.

¿Qué os ha parecido la historia? ¿La conocíais?

Fuente: http://www.phistoria.net/reportajes-de-historia/SAN-JORGE_110.html

Madrid-Barça

En apenas unas pocas horas, millones de personas en todo el país y más allá de nuestras fronteras se pondrán delante de sus televisores y se engancharán a las radios para seguir uno de los partidos más esperados del año. Un partido que enfrentará a los dos equipos más importantes de nuestros país: A falta de muy poco para que termine el torneo liguero, el Real Madrid recibirá al FC Barcelona en un partido que podría apurar las opciones de ambos equipos para este título. Algunas personas lo verán en televisiones de última generación, con opciones de verlo desde diferentes ángulos, además de poder escoger el audio que quieran entre diversas radios.

Pero no siempre fue así. Si la generación actual hubiese vivido hace entre sesenta y setenta años, las únicas opciones de ver imágenes del partido era, o bien esperar a la prensa del día siguiente, o bien ver el resumen que hacía el NO-DO, de visión obligatoria en todos los cines de España durante poco más de tres décadas, lo que representa la mayor parte de la dictadura franquista. Eran resúmenes en blanco y negro de apenas unos pocos minutos, al contrario de la actualidad, cuando tenemos multitud de resúmenes, siempre dependiendo de los colores del canal que lo hace, además de ser a pleno color. Además, los ecos se escuchan durante semanas e incluso meses y años.

¿Cómo hubiésemos vivido un Barça-Madrid en los años 50? Veamos...